En esta fábrica china han sustituido al 90% del personal con robots


El debate sobre el impacto de la robótica y la inteligencia artificial en nuestro futuro laboral es cada vez más frecuente, y casos como el que se ha producido en una factoría de la empresa china Changying Precision Technology Company deja claras las potenciales ventajas de esa automatización.

Los robots llevan muchos años reemplazando a trabajadores humanos en las cadenas de montaje, y en esta fábrica decidieron dar ese paso también: de los 650 empleados que tenía esa fábrica se ha pasado a solo 60, con el resto de labores realizadas por robots. El resultado ha sido aparentemente espectacular, con un aumento del 250% en la producción.

De hecho, afirman los responsables de la fábrica, la planilla humana se reducirá aún más para quedarse en tan solo 20 personas que se encargarán de gestionar y mantener esa maquinaria robótica que no sólo trabaja más; también lo hace mejor: el número de defectos se ha reducido de un 25% (parece un porcentaje muy elevado) a un 5%.

Los robots industriales son ya tradicionales en industrias como la automovilística, pero otras industrias están comenzando a dar también ese paso. Un estudio en el año 2013 de dos investigadores de la universidad de Oxford ya avisaron de que este tipo de automatización iría mucho más allá para imponerse en profesiones tan variadas como los cocineros (no chefs), los relojeros, los dependientes, los analistas financieros o los técnicos dentales.

Comentarios