Cómo guardar una página web en PDF en Windows 10


No sé si lo recuerdan, pero en Windows 8 y en versiones anteriores no era posible guardar una página web en formato PDF, a no ser que se utilizaran programas de terceros. Esto cambió en Windows 10, y ya es posible guardar cualquier web en este formato con unos simples pasos y sin tener que descargar ningún programa externo al propio sistema operativo.

En Windows 10 Microsoft entendió por fin que debería facilitar la creación de PDFs desde su propio sistema operativo si quería que los usuarios se sintieran más cómodos con el nuevo sistema operativo. Y se puso a ello. Se puso tan seriamente que hasta el lector predeterminado de los archivos PDF que abrimos es el propio Microsodt Edge, algo que igual tampoco gusta a los usuarios. En este sentido, a los de Redmond les cuesta una barbaridad hacer algo bien que no moleste a casi nadie, aunque entendemos que es algo complicado.

Pues bien, desde Windows han introducido la posibilidad de que, desde cualquier navegador, no necesariamente Microsoft Edge, podamos guardar cualquier web en formato PDF con unos simples pasos.

Para ello tenemos que abrir cualquier navegador, es decir, que podemos usar Google Chrome, Firefox, Opera, Internet Explorer o, por supuesto, Microsoft Edge. Una vez tengamos la página que queremos guardar en formato PDF, nada más tenemos que pulsar CRTL+P para abrir el programa para imprimir de Windows 10.

En ese momento aparecerá una ventana con la página web que queremos guardar en formato PDF tal como quedará. Ahora, podremos elegir si queremos guardar solo una página, o todas las que haya abiertas. Si queremos solo una deberemos pinchar en el número 1 y si queremos todas dejar señalado el botón de 'Todo'.

Después, únicamente deberemos elegir como impresora de destino 'Microsoft Print to PDF' que debe estar por defecto. Pulsamos en imprimir y nos aparecerá el explorador de archivos para que podamos elegir la carpeta en donde queramos guárdalo y el nombre.

Y ya está, ya tendremos guardada la página web en formato PDF. Cómo pudiste comprobar, el proceso es muy sencillo y se agradece que, de una vez por todas, Microsoft haya decidido poner las cosas fáciles al pasar una página web al formato PDF.

Comentarios