Cuatro consejos básicos, de esos que pasan desapercibidos, para OS X

Algunos pequeños detalles, tan básicos, los que muchas veces se nos escapan, a mi incluso se me olvidan alguna que otra vez. Así que sin más preámbulos vamos a ello. No son trucos específicos de El Capitan, sino que es un recordatorio básico de OS X.

- El escritorio de tu Mac no puede ser donde almacenas tus ficheros: Estoy tan acostumbrado a ver esto, por otra parte muy típico en los usuarios de Windows. OS X considera (digámoslo así) que todo lo que ubicas en el escritorio es importante y necesitas acceso rápido a ello. Por eso lo pre-carga en memoria. Esto hace que si necesitamos acceso a un fichero determinado, este sea prácticamente instantáneo. Pero también nos resultará un lastre si ponemos demasiados ficheros o carpetas en nuestro escritorio. Por eso hay que intentar mantenerlo lo más "limpio" posible.

- Vista previa es tu amigo: Esta es una de las herramientas más útiles del sistema. En verdad es así, poder previsualizar casi cualquier tipo de fichero con una simple pulsación de barra espaciadora, es una auténtica delicia. Podremos utilizarlo en cualquier parte del sistema. Podremos realizar vista previa de documentos adjuntos a un correo electrónico, ver la cola de impresión o incluso en las "pila" pudiendo visualizar cualquier archivo que este dentro de ella simplemente dejando el ratón encima del archivo en cuestión y pulsando la barra espaciadora.

- El siguiente paso a Vista previa es abrir el fichero que buscábamos y hemos encontrado gracias a esta aplicación del sistema. Si tenemos cualquier archivo o documento abierto con vista previa, simplemente haciendo doble click en cualquier parte de la ventana de Vista previa hará que se abra con la aplicación determinada para dicho tipo de archivo.

- Visualiza rápidamente tu escritorio: Muchas veces, con la maraña de ventanas abiertas que podemos tener en OS X, nos resulta complicado ver lo que tenemos en el escritorio, con Exposé esto resultará tarea fácil. Como bien sabéis Exposé lo podemos activar con la tecla F3 de nuestro teclado, si al ir a pulsarla mantenemos abierta antes la tecla Command, veremos como en vez de mostrarnos las aplicaciones abiertas en ese escritorio, nos muestra directamente el escritorio.


Y como "bonus track" dejamos otro clásico del cual no siempre nos acordamos. Cómo asignar a un determinado tipo de ficheros con que aplicación debe abrirlos el sistema cuando le hacemos doble click. Simplemente daremos botón derecho sobre el fichero que busquemos y elegiremos "Obtener información" En la ventana que se nos abre, tendremos un apartado denominado "abrir" y será aquí donde le indicaremos que aplicación queremos que use a partir de ese momento.

Comentarios